Earlscliffe: un día de premio

//Earlscliffe: un día de premio

Escapada semanal a Earlscliffe

Clases, Deportes, Cena formal y Casino Night

Un día de premio, sin dudarlo.

Cuando una contempla la “Foto de Familia” y cuenta que de esos 10 Tesoros, 9 son antiguos alumnos de 2,3 y hasta 4 años…y capta a la primera que la nueva incorporación es otro Tesoro de igual talla….eso es UN PREMIO. El mejor de todos. Indiscutible.

Y con esa ilusión salí ésta mañana de mi otro campamento de BEDES, para pasar 24 horas de inmersión en el maravilloso Earlscliffe. Me anunciaba el tipo de la ventanilla de la estación de trenes de Polegate, que había “Train restrictions”. Y pensé, que hagan toda las restricciones de trenes que quieran…que yo llego a mi destino aunque sea a gatas.

No se el número de trenes y conexiones que tuve que improvisar. Pero llegué. Me perdí la sesión de debate, donde parte de nuestros grandes Tesoros intervino. Pero acordado con ellos que el jueves volverían a participar, eso era un mal menor al trajín de jornada que servidora llevó en materia de desplazamientos.

Mientras ellos hacían deportes al aire libre, aproveché para saludar a todo el staff. Earslcliffe es como volver a casa. Siempre.

Y así se encuentran nuestros Tesoros. Con el mismo sentimiento.

Tuvieron una cena de postín, donde todos engalanados serían atendidos y servidos por el personal. Cena de gala precedida de un discurso de Mr. Tim Fish, Director de Earlscliffe. Chicos y chicas alternados, candelabros y servilletas engalanando la mesa…y nuestros tesoros brillando más que la luz de las velas.

Finalizado el encuentro gastronómico, inauguramos el “Casino night”. Todo tipo de juegos de mesa, copas de refrescos, globos y música de jazz de fondo. Un poco de vena pirata asomó entre jugada y jugada. A pesar de ir perdiendo las apuestas, nuestros Tesoros cada vez acumulaban más fichas y billetes. Cómo? ni os lo cuento. Servidora miraba para poniente mientras entraban en acción con la piratería.

Felices con o sin móvil. Está comprobado. Confiscados los aparatos electrónicos, disfrutaron de la velada al máximo. Confirmado con cada uno de ellos que no habían sufrido ningún tipo de ansiedad tecnológica, experimentaron que pueden prescindir de ellos en su día a día y utilizarlos solo al final de cada jornada y durante las excursiones.

Un día entrañable. Unos Tesoros únicos.

Queridos padres, todo mi agradecimiento por permitirme disfrutarlos y acompañarles en la travesía de los idiomas, del aprendizaje cultural y de su propio crecimiento. GRACIAS

Felices sueños desde Folkestone.

Contácta

¿Tienes alguna pregunta?

No dudes en consultarme a través del formulario o por teléfono
Contácta
2018-07-05T22:18:22+00:00

Deje su comentario