Un día de viernes brillante

//Un día de viernes brillante

 No podía haber ido mejor

With our energy back, YES!

Estaba cantado. Hoy iba a ser un GRAN DÍA.

Amanecimos con tanta ilusión como lluvia. Un desayuno copioso nos puso las pilas y sabiendo que el fin de semana estaba a la vuelta de la esquina, la energía circulaba entre nosotros.

Clases, comida, “Active English” y en cuanto nos descuidamos, ya estábamos haciendo deporte en el pabellón cubierto del club. Mientras María se centró en bádminton e Irene en voley, los tres mosqueteros le dieron al balón. Cómo no!

Mis deberes para el día de hoy: cazadoras en marcha y tapados hasta la coronilla.

Enzito, Irene y María, fueron consecuentes con las condiciones climatológicas. Desde que llegaron. La lucha con los abrigos se centró en Fran y Nachete. Volvieron a aparecerme a cuerpo gentil. Leída la cartilla, se abrigaron para las actividades y en cuanto me descuidé, en la cena, impecables y recién duchados con sus sudaderas divinas de la muerte, se presentaron en el comedor a cuerpo gentil. Un nuevo mechón verde asomó en formato rizo.

Tiré de recursos teatrales, pues servidora ya se hizo un curso anual en la Rambleta con actuación incluida, y tras la cena y un buen sermón, me los llevé a casa a por sus cazadoras. Había que aparentar seriedad. Esto no podía seguir así. Enzito, abrigado como si estuviera en el Polo Norte, nos acompañó.

Y he aquí, queridos padres, cuando me hubiera gustado grabarles en cámara oculta….salimos de su casa, forrados, yo unos pasos más adelante pretendiendo talante serio…cuando me escucho…”y pa eso me he perfumado?”… me creía morir. Pero aguanté el tirón. Son brutales éstos adolescentes. 🙂

Me encantó entrar en el edificio principal, donde estaba Sarah, la Manager, y con tan solo un cruce de miradas, bordó el tema de los abrigos con ellos. A partir de ahora, solo les faltará el pasamontañas. La lección quedó aprendida y servidora no olvidará jamás, la cuestión de los perfumes.

La actividad de la noche fue una de mis preferidas. “A minute to win”. Divididos en grupos, competían por conseguir una serie de retos preparados para realizar en un minuto. Los tres mosqueteros participaron mientras Irene y María, observaron atentas con miradas cómplices.

Lo pasamos en grande.

Mañana parten algunos de los alumnos y quedaremos en campus cerca de 50. Se sucederán algunos momentos de bajón por las despedidas, pero lo compensaremos con una escapada a Ashford, un outlet chulísimo lleno de tiendas de marcas.

Esto está siendo todo un disfrute. Continuo. El tiempo se nos escapa.

Os enviamos nuestro cariño desde territorio británico. Viviremos las Pascuas con vosotros desde la distancia.

Gracias queridos padres. Y felices sueños. Nos acordamos de vosotros.

Luces apagadas. Nuestros Tesoros duermen.

Contácta

¿Tienes alguna pregunta?

No dudes en consultarme a través del formulario o por teléfono
Contácta
2018-03-30T23:21:56+00:00

Deje su comentario