En el ecuador de nuestro Campamento Inglés

//En el ecuador de nuestro Campamento Inglés

Dentro de una semana, estaremos preparando las maletas para nuestro regreso. Hemos pasado el “ecuador” de nuestro campamento…más que de carrerilla.

Hasta que eso llegue, vamos mentalizados de que la aventura del inglés debemos exprimirla al máximo. Ese espíritu lo palpé nada más regresé éste medio día a Lord Wandsworth.  El día de hoy han sido todo carreras.

Inicié los encuentros con Little Grima, Luis y Alberto. Puesta en común de las noticias acontecidas y medición de estados de ánimo. De ahí saltamos a la Presentación de Proyectos y entregas de “awards” y diplomas para quienes marchaban mañana. Como en el caso de nuestra Sarah, a quien además premiaron por su buena conducta en la residencia y el manejo del inglés todo el rato 🙂

La cosa empezó a ponerse boyante. Casi todos nuestros Tesoros tenían intervención y la agitación se palpaba en el auditorio. Mientras en la segunda fila nuestra Elenita y Anna contenían sus nervios previos al debut, dos de nuestros mosqueteros, en las butacas del final, lo exteriorizaban pero que del todo. 🙂 

Y a la palestra empezaron a desfilar uno tras otro. Delante de todo el colegio, nos contaron sus proyectos realizados durante la semana. Aquellos cuyo Workshop versaba en Film & Social media, hicieron su aparición como grandes actores de Hollywood…en la pantalla! Cerrada la tanda de proyectos y presentaciones, marchamos a las actividades de ocio y deportes. Mientras unos hacían manualidades y tenis, otros chapoteaban en la piscina

Tras la cena, los Tesoros han aprovechado para charlar con vosotros y de ahí “saltar de cabeza a la Disco” Las fotos del bailoteo no tuvieron desperdicio. Empezaron modositos y luego….

Tenemos varios momentos del día de hoy para compartir con vosotros, queridos padres. Sarah, intercambiando teléfonos tras su próxima despedida mañana. La echaremos de menos…

Los cuatro mosqueteros, una gran piña. Y qué juego dan.

Impensable cerrar el post de hoy sin la anécdota del día. Nuestro Albertito, con el cepillo de Sarah, acicalándose en un momento de descanso…y llevando su sentido del humor al límite. En esos momentos Anna, Elena y servidora, ya no podíamos más. Si Albertito y yo hubiéramos sido compañeros de cole en lugar de haberlo sido con su maravillosa y formal madre…servidora no habría podido sacarse ni el bachiller. Tal cual. Cortados estamos por el mismo patrón. 🙂

Estos momentos resuelven cualquier contratiempo de estrés que el día pueda generar. Sino fuera por ellos…

Os enviamos un fuerte abrazo desde una isla del todo invernal y lluviosa. 

Felices sueños

Pepa Ferrer- Asesora de IDIOMAS en el extranjero

2017-11-16T10:19:41+00:00

Deje su comentario