Un Broche de Oro blanco, engarzando 8 diamantes bien grandes.

La jornada de hoy ha sido de recapitulación y despedida. Y en todo el proceso, acompañados de los rayos del sol.

Hemos finalizado las últimas clases y coronado la parte académica con exposiciones de lo trabajado en los Workshops durante la semana. A éstas alturas de campamento, nuestros Tesoros tienen más soltura con el micrófono que el propio Julio Iglesias cantando el “me va me va”.

Tal es así, que han tenido que acotar las intervenciones y Albertito quejoso reivindicaba…“why are not we talking?” Me chifla, me chifla y me chifla. Menuda diferencia de hace tan solo unas semanas cuando salían medio agazapados.!

Y lo que más, cuando intercambio información con los profesores y no hacen más que destacar los buenos modales y la participación de éste maravilloso ramillete de Tesoros. Me han dado las gracias por traerlos al campamento, cosa que traslado de inmediato a mis Queridos padres! Regreso a Valencia con dos tallas más.

Y en plena “progresión de volumen corporal“, recibo ésta sorpresa de Nachete, realizada en clase de manualidades. Un librito confeccionado al detalle con recuerdos del campamento y nuestra excursión a Stonehenge. Yo desde luego, aquel montón de piedras nunca lo olvidaré. 🙂

 Un día de cierre con entrega de diplomas para quienes marchamos y fotografía de todos los alumnos.

Nos despedimos de la parte académica para darnos un chapuzón de actividades y ocio. Y si, señores, tarde pero innovamos. Anna y Elena participaron en un taller de “lenguaje de signos” super interesante, la cuadrilla de Little Grima, Fran, Alberto y Luis le dio al bádminton como si no hubiera un mañana y los artistas Nachete y Diego, dieron rienda suelta a su creatividad. Entregados como si fuera el primer día.

A puertas ya de finalizar la jornada, no se nos pasó por alto nuestra Disco Night. 🙂

Y allí los he dejado, marcándose su último “dancing”. Con energía e ilusión. Esa es la actitud.

Pasamos nuestra última página de un maravilloso capítulo que nos ha llevado tres semanas intensas de aprendizaje y crecimiento. De intercambio cultural y adaptación a lo nuevo y diferente. Hoy, con sentimientos encontrados: nostalgia ante la marcha pero mucha alegría por regresar a casa y compartir nuestra satisfacción y logros con vosotros.

Desde territorio británico, nuestro agradecimiento por haber hecho posible que ésto suceda. Compartimos la Foto de familia. Así nos hemos sentido estas tres semanas juntos.

Felices sueños desde ésta maravillosa isla que tanto nos ha enriquecido.