Ya nos hemos hecho a nuestra rutina del Campamento de Inglés. 

Liberados del estrés que supone la gestión de lo desconocido y el reto de la adaptación, ésto ya va rodado. Lo dicen sus caras. Se desenvuelven como si se hubieran matriculado el pasado mes de septiembre.

Arrancamos con un desayuno copioso y con la entrada de 100 internacionales nuevos para ésta semana. Madre mía cómo se nota el careto de los recién aterrizados…era igual que el de los nuestros hace tan solo 8 días. Con boli en mano, nos dirigimos a nuestras clases (Los Tesoros me dicen que están encantados) y lo dimos todo en materia académica. La tarde nos sorprendió con tenis, fútbol, manualidades y piscina. Ninguno se lanzó con las artes y la pintura de camisetas.

Laurita va muy bien con su Tennis Academy. Servidora no entiende de esa modalidad deportiva, pero me dijo que la profe era buena. Lo que si me percaté que llevaba un equipito muy mono. 🙂 Me alegra que además, sea una profesional de la materia.  Mientras Moni chapoteaba como una sirena en la piscina, el resto de las perlas en el taller de manualidades, hacían pulseras bajo la sombra de los árboles. Hemos tenido otro día caribeño, si bien una brisa agradable nos acompañó toda la jornada.

Y yo no se si es el calor, el bienestar general o el convoy. La cena de hoy parecía más, un festival gastronómico. Imagino que las baterías no estaban agotadas, porque los encontré “desatados”.

La marcha continuó en el jardín antes de las actividades de Teambuilding con las nuevas incorporaciones.  A las 20.00 tenían todos cita en el Sports Hall, para hacer juegos de equipo y de integración. Fotografié lo que pude, y no está mal considerando que sin gafas, difícil me resultó encontrar a nuestros Tesoros. Os muestro lo que pude ver. 🙂

En su salsa. Un gusto poderlos ver y disfrutar. Nos quedamos con dos fotos del día. Por su sonrisa y por la creatividad para divertirse.  Ayyyy…mañana me escapo a Brighton a visitar a mis Tesoros de Loxdale. No se si podré resistir la ausencia hasta las 17.00 que regrese….

Cerramos éste post con una frase de Little Pablo “next Saturday…what excursion do we have?”. Flying back to Valencia, I said.

Felices sueños desde la campiña británica.

Pepa Ferrer- Asesora de IDIOMAS en el extranjero